domingo, 7 de octubre de 2007

Los Intocables o 3000 años de esclavitud

De aquí un rato, volaremos a Kathmandu y pasado a New Delhi, para retomar nuestro billete Vuelta al Mundo dirección Hong Kong. Con eso, ya dejaremos definitivamente atrás el país de la India que tanto nos ha impresionado. Es por ello que no queremos irnos sin haber hablado antes de los Intocables.

Ya os contamos un poco por encima cómo funciona el sistema de castas hindú pero no os dijimos que hay algunos que están tan por debajo que ni siquiera tienen casta (nota: “algunos” en la India puede significar varios millones de personas). Son los Intocables. Los demás los desprecian, los tratan como a seres inferiores cuando no los ignoran sin más. En ellos recaen las peores tareas que pueden haber en una sociedad, ya os podéis imaginar cuáles son…

Lo divertido, si es que puede haber algo gracioso en todo esto,
es que ellos son los más hindúes de todos, pues son los auténticos descendientes de las primeras civilizaciones del sub-continente. Pasado su auge, tribus Arias llegaron desde la Europa más oriental invadiéndolos y ocupando todo el Hindustan. Fuero ellos quienes trajeron el sistema de castas que, inicialmente, no era muy diferente del que imperó, en cierta forma, durante años en nuestra civilización. Habían 4 castas: los sacerdotes, los guerreros y aristócratas, los profesionales y comerciantes, y por último los agricultores y granjeros.
A los habitantes locales, mucho más oscuros de piel, los Arios los convirtieron en esclavos y los dejaron fuera del sistema de castas. De esto hace “sólo” 3000 años. Desde entonces hasta ahora, los Intocables sólo han ganado ese nombre y a fe cierta que lo han hecho a pulso. No hay, ni ha habido, ni lo habrá otro grupo de personas en el Mundo que durante tanto tiempo hayan sido esclavos, con cadenas o sin ellas, pero esclavos al fin y al cabo.
Publicar un comentario