sábado, 20 de octubre de 2007

Bienvenidos a China

Hola mundo!

Ya llevamos una semanita en China, y a pesar de los problemas de comunicación (que a veces nos llegan a sacar de quicio) cada vez nos sentimos más como en casa.

La Gran Muralla, la Plaza de Tiananmen, el Bazar de Shangai y los Jardines Chinos, son quizás las cosas que más nos han gustado hasta ahora. Pero lo que más nos ha sorprendido es el país moderno y desarrollado con el que nos hemos encontrado.


Sabiendo lo barato que las grandes empresas compran en China, esperábamos encontrar un país subdesarrollado en el que sus habitantes trabajaran explotados desde la infancia y vivieran bajo niveles mínimos de bienestar. Sin embargo lo que hemos encontrado es un país de lo más moderno, con grandes infraestructuras, con gente que aún viviendo de forma diferente a nosotros lo hace sin nada que envidiarnos, y con valores sociales admirables, como el uso de medios de transporte no contaminantes, el uso de energía solar, y el encontrar calles limpias por todos lados.




No sabemos si fuera de Shanghai, Pekín o Hangzhou (que son las ciudades que hemos visitado hasta ahora) seguiremos teniendo esta sensación. Ya os contaremos. Pero por ahora lo que no paramos de pensar es que no hay que cerrarse a ningún modelo de desarrollo económico, y que dependiendo de la situación de partida de cada nación, uno u otro puede ser el más conveniente. Y si no pensemos qué hubiera podido pasar por ejemplo en India (perdonad que volvamos al ejemplo recurrente, pero es que nos dejó realmente marcados), si una vez se marcharon los ingleses, en vez de continuar con su sistema capitalista (poco apropiado para un pueblo de por sí poco ambiciosos), hubieran hecho un alto en el camino y hubieran instaurado un sistema comunista/socialista que hubiera “puesto a todos” en la misma situación de partida, para después haberse ido abriendo poco a poco al estilo chino. Pero bueno, eso nunca se sabe…

Publicar un comentario