domingo, 15 de abril de 2012

Al mundo por ser redondo


Isla Gili Meno, cerca de Bali, Indonesia: “… el paraíso depende del color de las gafas que lleves. Puede estar en la otra punta del mundo o en el salón de tu casa. Pero nunca es un sitio concreto, ni mucho menos una playa desierta. Son momentos que aparecen, a veces cuando menos te lo esperas, con un color especial y un sabor diferente. Aunque no puedes quedarte sentado. Hay que ir a por ellos, que son pocos y duran menos.” Belén y Pedro

http://www.youtube.com/watch?v=CqaoOWfs2Vk


Hace 12 meses salimos de Barcelona rumbo a Jordania para empezar nuestra Vuelta al Mundo. Entonces pensamos que un blog sería una manera fácil y bonita de estar en contacto con los nuestros, pero con el tiempo se convirtió en una diversión más de nuestro viaje. No hemos pretendido hacer un diario ni nada parecido. Tan sólo fue la mejor forma que encontramos de grabar en nuestra memoria las historias y relatos de personajes, lugares o sucesos que nos han pasado o que hemos conocido durante este año. Algunos de vosotros habéis disfrutado leyéndolos, otros en cambio no. A los primeros, mil gracias por vuestra compañía. A los otros, como Nicolás, Damián y alguno más, perdón si pensasteis que fuimos injustos con vuestros países. Nuestra única excusa es que, si nos hubiéramos callado, entonces la injusticia la habríamos cometido con nuestros propios sentimientos.

Como ya dijimos en unos de los primeros posts, no nos fuimos de viaje para lograr ningún record, ni encontrar el Santo Grial. Tampoco queríamos huir de nuestra vida actual o encontrarnos a nosotros mismos por el camino. Simplemente estábamos locos por conocer una larga lista de sitios, y eso es justo lo que hemos hecho. No tiene más historia. Eso sí, una historia que, al menos para nosotros, ha sido lo mejor que nunca nos ha pasado.

Lo bonito del mundo es que es redondo y que, por mucho que uno ande, siempre acaba volviendo al mismo sitio. Ese era nuestro objetivo. Volver a casa sin perder por el camino nada más que alguno de nuestros defectos (por pedir que no quede…), y que a la vuelta todo siguiera igual. Parece que lo conseguimos porque, crisis al margen, los nuestros tienen mejor pinta que nunca. Mejor y más porque ahora ya están por aquí Bruna, Lorenzo, Alicia, Marius, Nina, Alex, Enzo y por el camino vienen Martin, Paula, Belén, Alejandro, Mar, Pablo, Luca y lo que te rondaré morena.

Posiblemente lo más duro de la vida es algo que tenemos que hacer cada día: escoger. Entre una cosa y la otra. Entre quedarte e irte. Trabajar en un sitio u otro. Vivir aquí o allá. Alquilar o comprar. Tener un hijo o dos. Pasta o pizza. Azul o rojo. Nosotros escogimos cumplir nuestro sueño y lo hicimos. Después, aunque nunca pararíamos de viajar, escogimos volver y aquí estamos. Ahora hemos escogido perseguir otras metas y a por ellas vamos. Tantas veces nos preguntamos antes de salir si encontraríamos el paraíso que casi acabamos el viaje sin darnos cuenta que lo teníamos bien cerca, justo uno al lado del otro. Tener a alguien con quien compartir tus deseos y aspiraciones, y tener la valentía de ir a por ellos. Y cuanto antes mejor, que la lista es larga y la vida corta!

Belén y Pedro
www.way-away.es

Publicar un comentario en la entrada